¡Visita nuestra revista digital cada semana!Revista Digital

Logotipo
Viernes 14 de Agosto de 2020
Regístrate
Radio Video en Vivo

Vacuna de coronavirus de Oxford-AstraZeneca produce una fuerte respuesta inmune

Lo + Cool / Portada 2

admin - 20 / 07 / 2020 04:40 pm

México, 20 de julio de 2020 (NACIÓN 14).- La vacuna experimental contra el COVID-19 desarrollada por la farmacéutica británica AstraZeneca resultó segura y produjo una respuesta inmune en la etapa preliminar de ensayos clínicos con voluntarios sanos, según mostraron este lunes los datos del estudio.

La vacuna, denominada AZD1222, está siendo elaborada por AstraZeneca en colaboración con científicos del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, y no presentó ningún efecto colateral grave en los voluntarios, que produjeron respuestas inmunes de anticuerpos y células T, según los resultados del ensayo publicados en la revista médica The Lancet.

Algunas células T son responsables de matar virus dentro de las células infectadas, mientras que otras son responsables de proporcionar ayuda a otros componentes de la respuesta inmune. Cada vez hay más pruebas de que las células T juegan un papel importante en la prevención de enfermedades graves con infección natural del virus COVID-19.

“La vacuna provocó una respuesta de células T dentro de los 14 días de la vacunación (glóbulos blancos que pueden atacar a las células infectadas con el virus SARS-CoV-2) y una respuesta de anticuerpos dentro de los 28 días (los anticuerpos pueden neutralizar el virus para que no pueda infectar las células cuando se contraen inicialmente)”, se lee en el informe compartido por la Universidad de Oxford.

Así, los anticuerpos juegan un papel importante en la respuesta inmune a los virus. Este estudio evaluó tanto la cantidad como la calidad de los anticuerpos encontrados en las muestras de sangre de los participantes, en comparación con las muestras de pacientes con COVID-19. 

Después de una vacunación única, todos los participantes produjeron anticuerpos específicos de pico a los 14 días, con la respuesta de anticuerpos alcanzando un máximo a los 28 días. Esta respuesta se mantuvo bien hasta 56 días después de la vacunación, mostrando potencial para el mantenimiento a largo plazo de la respuesta de anticuerpos. 

En los participantes que recibieron una segunda vacuna de refuerzo a los 28 días, hubo un aumento adicional en la respuesta máxima. Los niveles de respuestas observados en individuos vacunados son comparables a los observados en pacientes con COVID-19 en recuperación.

Los eventos adversos locales y sistémicos que se presentaron fueron: fatiga, dolor de cabeza y sensibilidad local. Estos síntomas se informaron principalmente en el primer día después de la vacunación y mejoraron en individuos que recibieron paracetamol durante 24 horas desde el momento de la vacunación. 

“Nos alientan los datos provisionales de Fase I / II que muestran que AZD1222 fue capaz de generar una respuesta rápida de anticuerpos y células T contra el SARS-CoV-2. Si bien hay más trabajo por hacer, los datos de hoy aumentan nuestra confianza en que la vacuna funcionará y nos permite continuar nuestros planes para fabricar la vacuna a escala para un acceso amplio y equitativo en todo el mundo “, dice Mene Pangalos, vicepresidenta ejecutiva de Investigación y desarrollo de productos biofarmacéuticos en AstraZeneca.

El siguiente paso en el estudio de la vacuna es confirmar que puede proteger eficazmente contra la infección por SARS-CoV-2.

AstraZeneca dijo que una fase III de los ensayos de su vacuna potencial se está llevando a cabo actualmente en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, y que empezará pronto en Estados Unidos.

El equipo comenzó a trabajar para desarrollar una vacuna contra la amenaza global que es el coronavirus en enero de 2020 y han estado trabajando con una urgencia sin precedentes en una carrera contra el coronavirus.

Durante el ensayo de Fase I / II, la vacuna se evaluó en más de mil 77  voluntarios (50% hombres, 50% mujeres) adultos sanos de entre 18 y 55 años en un ensayo controlado aleatorio. 

La Universidad de Oxford está trabajando con la compañía biofarmacéutica global con sede en el Reino Unido AstraZeneca para el desarrollo posterior, la fabricación a gran escala y la distribución potencial de la vacuna COVID-19, con planes para el desarrollo clínico y la producción de la vacuna Oxford progresando a nivel mundial.

El equipo de vacuna Oxford COVID-19 está dirigido por la profesora Sarah Gilbert, el profesor Andrew Pollard, la profesora Teresa Lambe, la doctora Sandy Douglas, la profesora Catherine Green y la profesora Adrian Hill. Su equipo incluye científicos del Instituto Jenner y del Oxford Vaccine Group, que reúnen décadas de experiencia reconocida internacionalmente en la investigación de vacunas, incluida la respuesta al brote de ébola de 2014.

Compartir en Whatsapp
Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional ni la posición ideológica de Nacion14.com. IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Nacion14.com están protegidos por los derechos de propiedad intelectual Copyright y los derechos de autor y queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso indebido de los contenidos sin la autorización previa de la empresa, gracias.

Ver + Noticias

Ingenieros mexicanos crean traje para proteger a personal médico de COVID-19
Vacuna de coronavirus de Oxford-AstraZeneca produce una fuerte respuesta inmune
El cometa NEOWISE ya es visible desde la Tierra
Moderna avanza a la Fase 3 en desarrollo de vacuna contra COVID-19
Científicos advierten que en los próximos 5 años seguirá aumentando la temperatura mundial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *