Informe de fiscalización revela que director de Agua Potable de Toluca gana más de 400 mil pesos mensuales

México, 6 de abril de 2021 (NACIÓN 14).- Bajo el lema “Cuentas claras, mejores gobiernos” el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) encabezado por la Auditora, Miroslava Carrillo entregó en días pasados al Congreso del estado, el informe de resultados de la Cuenta Pública del Gobierno del Estado de México y de cada uno de sus Municipios, referente al ejercicio fiscal 2019. En él se encontraron diferentes irregularidades, entre ellas, que el actual Director General de Agua y Saneamiento de Toluca, Fernando Álvarez Malo percibe un sueldo de 457 mil 961 pesos mensuales, cifra que sorprende al ser superior a lo que gana el presidente Andrés Manuel López Obrador en un mes (112 mil 122 pesos).

En el documento recientemente publicado en el portal de internet del OSFEM, se puede encontrar que en el Libro 21 del apartado “Municipios 2019” que comprende la situación fiscal de Toluca, se desglosan tres rubros: Auditoría Financiera, Auditoría de Obra y Transparencia.

En este último el OSFAM detalla que el objetivo de la auditoría es “revisar que las remuneraciones de los mandos medios superiores del Organismo, estén alineadas con lo que se publica en la página de Transparencia de la entidad”

Así, de acuerdo con la información, el organismo de Agua Potable reportó a la OSFEM que durante el 2019 la remuneración bruta del titular fue de 457 mil 961 pesos, cifra que precisan los auditores coincide con la consulta que realizaron el 14 de agosto de 2020 en el portal de Transparencia de la Entidad. 

“Derivado de la revisión al sueldo de los mandos superiores del organismo, se identificó que la remuneración mensual bruta de los servidores públicos corresponde a la publicada en el portal de transparencia de la entidad”, se lee en el reporte. 

El máximo órgano de fiscalización del Estado de México, también reportó que dentro de la misma dependencia, la contralora interna, Lizbeth Serrano Medina y los 5 directores de área: Luis Eduardo Mejía Pedrero, Javier Monroy López, José Fernando Cuellar Ordaz, Refugio Cruz González y José de Jesús Magaña Juárez, tienen un sueldo de entre 360 mil 36 pesos y360 mil 781 pesos mensuales. 

Con estos datos se puede concluir que entre todos, incluidos el Director General, perciben un total de 2 millones 622 mil 674 pesos mensuales, esa suma le cuestan a Toluca, solamente siete funcionarios encargados de la administración del agua potable en el municipio.

Estos actos serían solapados por el director el actual alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, quien se sabe sostiene una gran amistad con el titular del organismo de Agua, Fernando Álvarez Malo, con quien ha trabajado anteriormente en la administración pública cuando ambos pertenecían a la militancia del PAN. 

En reiteradas ocasiones, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que con la 4T se acabarían los días en que funcionarios de la administración pública de todos los niveles continuarían ganando más que el titular del Poder Ejecutivo, pero en Toluca la 4T parece no haber llegado, pues pese a que el actual alcalde llegó a la presidencia municipal con Morena y busca reelegirse para un nuevo periodo, sus hechos parecen no coincidir con la ideología del partido.

Durante la entrega del Informe de Resultados del Ejercicio Fiscal 2019, la Auditora Superior, Miroslava Carrillo Martínez reveló observaciones por 17 mil millones de pesos a la Cuenta Pública, cuyas principales observaciones se refieren a la Cuenta Pública Estatal.

Entre ellas, se identificaron problemas de control interno, duplicidad de beneficiarios en el programa de apoyo a jóvenes y que la Beca Educativa en algunos casos se destinó a beneficiarios que no cumplieron con el promedio mínimo de 8 como lo establece el programa.

En cuanto a los principales resultados de la revisión a la Cuenta Pública de Municipios relativos a información financiera se encontraron inconsistencias en los estados financieros, incumplimiento a sus obligaciones, presuntas irregularidades en la integración de los ingresos; así como presuntas inconsistencias en los estados presupuestarios y en la información de bienes muebles e inmuebles.

La titular del OSFEM sostuvo que la fiscalización superior representa un elemento central para garantizar la protección del interés general de las y los mexiquenses; agregó que la construcción de una gestión pública que rinda cuentas a la sociedad para reportar, explicar sus acciones y transparentar su funcionamiento para someterse a la observación y evaluación ciudadana, es un deber de los gobernantes.

Destacó que el combate frontal a la corrupción, en defensa del patrimonio público, debe seguir siendo la prioridad de todos y que se puede constatar que la fiscalización superior ofrece diversos beneficios para el gobierno y la sociedad, aspecto que se liga con el nuevo lema institucional del OSFEM: Cuentas Claras, Mejores Gobiernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *