Ese avión sí lo tenía Obama

… y también lo tiene Trump

Ciudad de México, 2 de octubre (NACIÓN 14).- Mucho ha dado de qué hablar en los meses que van de la 4T –incluso mucho antes- el “carísimo” avión presidencial de nombre José M. Morelos y Pavón adquirido en noviembre de 2012 por el gobierno de Felipe Calderón y que estrenara el Presidente Enrique Peña Nieto en febrero 2016, mismo que solo sirviera 2 años, 9 meses para transporte presidencial en giras nacionales e internacionales.

Y es que todos en México conocemos este aparato de última generación y su controversia, mismo al que se le pueden atribuir gran parte de los discursos anti neoliberales -de campaña- que el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador pregonó por todo el territorio nacional, antes, durante e incluso después de las campañas presidenciales –es más- ¡hasta la fecha!

Nadie puede negar que cuando se habla de ese majestuoso Boeing 787-800 DREAMLINER de última generación, el mandatario aprovecha para citar una de sus tantas frases célebres convertida en tendencia nacional antes de que fuera elegido Presidente de todos los mexicanos:

“ESE AVIÓN NO LO TIENE NI OBAMA”

…decía en sus discursos hasta el 20 de enero de 2017, día en que Donald Trump asumió el cargo de Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica y entonces la frase cambio a:

“ESE AVIÓN NO LO TIENE NI TRUMP”

En su conferencia mañanera de este 1 de octubre, el presidente hizo nuevamente mención del avión cuando aseguró que en su administración ya no hay aviones ni helicópteros para trasladar a los funcionarios públicos, “Ya no hay avión presidencial, ya está en venta el avión presidencial que iba a costar, por el financiamiento, siete mil millones de pesos, un avión que no lo tiene ni Donald Trump” .

Pero… la verdad es que esta frase resulta ser una contundente farsa -al igual que muchas otras utilizadas por el hoy mandatario-, pues no solo mintió cuando lo dijo en el pasado probablemente para polarizar el tema y dividir al electorado, sino que lo sigue haciendo a sabiendas de que es una vil mentira y a continuación las razones.

Avión Air Force One
 Aeronave TP-01 José María Morelos y Pavón 

El Boeing 787-800 DREAMLINER “carísimo” y en controversia tiene un precio a crédito que asciende a poco más de siete mil millones de pesos mexicanos y de 218 a 240 millones de dólares de contado, dependiendo de la configuración y solo para la versión 800; precio que no se compara con los 2 modelos Boeing 747-200 versión militar modificada a Boeing VC-25A y Boeing VC-25B idénticos en configuración y adaptaciones, conocidos mundialmente como Air Force One que transportan al hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump tal como lo hicieran en el pasado con sus 3 antecesores.

Y si decimos que no se puede comparar un 787-800 DREAMLINER con un VC-25A-B, es porque la brecha entre estos aparatos es muy amplia -más bien inmensa- y basta conocerla a detalle para entender qué pone en evidencia el falso -e ignorante- discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador contra esta adquisición de sus antecesores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Según la revista Forbes-México en su edición del 29 de Abril del 2018 cada una de estas impresionantes aeronaves AFO tienen un valor superior a los 325 millones de dólares –¡cada una!- esto, siendo 26 años más antiguos que el José M. Morelos y Pavón, cifra que contrasta el máximo precio de 240 millones de dólares del “carísimo” 787-800 estrenado en febrero de 2016.

Las dos versiones de 747-200 que fueron modificadas para uso militar y presidencial fueron adquiridas en 1990 por la administración del Presidente Bill Clinton y entre sus modificaciones cuentan con muchas particularidades que los hacen superiores en valor, autonomía y poder entre cualquier otra aeronave que transporte a algún mandatario o Jefe de Estado.

Entre las particularidades con que cuentan estos dos poderosos pájaros de acero norteamericanos se encuentran, su capacidad para ser reabastecidos de combustible en el aire, lo que les brinda una autonomía ilimitada para poder trasladarse de un punto a otro del planeta sin necesidad de tener que aterrizar para recarga, o sea, pueden llenar sus tanques mientras vuelan.

Otras de las grandes peculiaridades de los Boeing CV-25 es que pueden repeler ataques aire-aire y aire-tierra mediante el despliegue de sistemas contra misiles que se encuentra siempre en activo mejor conocidos como bengalas, además de otros más modernos para misiles dirigidos por láser, aunque estos últimos son considerados por el Servicio Secreto como confidenciales.

Además, cuentan con una cocina capaz de preparar simultáneamente alimentos hasta para cien personas, una oficina Presidencial equipada con la tecnología más vanguardista en comunicaciones conectada en todo momento con la Casa Blanca, el Pentágono, el Capitolio, la Cámara de Representantes, todos los miembros del Gabinete así como sus oficinas y la totalidad de las Bases Militares estadounidenses desplegadas en el planeta, o ssea, desde el Air Force One, el presidente de los Estados Unidos puede hacer uso –si lo desea y requiere- del control total del Gobierno así como del poderío militar para ordenar un ataque desde convencional hasta nuclear.

Así mismo puede realizar trasmisiones en vivo, recibir y enviar todo tipo de información; esto sin poder ser detectado por ningún radar gracias a los materiales con que cuenta el fuselaje que le proporcionan un sigilo adicional a su capacidad para volar por encima de los 13,500 metros de altura, lejos de las rutas aéreas comerciales y fuera del alcance de radares militares y la mayoría de los misiles tierra-aire.

Y por si esto no fuera poco, también cuentan con una sala de enfermería que se puede convertir en un quirófano con capacidad para realizar casi cualquier tipo de intervención quirúrgica donde hay un doctor disponible siempre que el presidente se encuentre a bordo de la nave.

Por el contrario, el Boeing 787-800 José M. Morelos y Pavón adquirido en 2016 por el Gobierno de México, aun y con su configuración “de lujo” y sus adaptaciones para brindar comodidad al Jefe del Estado Mexicano y sus acompañantes pareciera más un juguete –por no decir baratija- en comparación con el Air Force One, donde lo único que se puede resaltar de este primero es el baño con acabados en mármol, una alcoba Presidencial con cama matrimonial, sala de juntas, una pequeña enfermería, cocina, oficina con conexión satelital a las áreas esenciales del Gobierno así como algunos miembros del Gabinete y los comandos del Ejercito, la Marina y Fuerza Aérea, resaltando también el acceso gratis de conexión a Internet Wi-Fi para todos los acompañantes y una autonomía de vuelo de más de 13,700 kilómetros sin escalas.

Por lo tanto queridos lectores, queda más que desnudada la burda frase del presidente López Obrador, ya que lamentamos decirles que:

“ESE AVIÓN, SÍ LO TIENE TRUMP…

Y LO TUVIERON TAMBIÉN SUS 3 ANTECESORES”

No obstante esto, en 2018 se anunció que el Presidente Donald Trump podría haber llegado a un acuerdo con Boeing Company para la adquisición de dos modelos Boeing 747-800 de última generación, esto para sustituir a los viejos 747-200 por versiones militares modificadas, ambos con un valor superior a los 3,400 millones de dólares, unos 68 mil millones de pesos, suma que no se compara con los siete mil millones que el Gobierno de México debía pagar por el José M. Morelos y Pavón 787-800 DREAMLINER, suma que cabe recordar BANOBRAS aún no liquida por completo a Boeing Company.

Nuevo prototipo de Air Force One- Boeing 747-800 de última generación

No obstante el 3 de diciembre de 2018 el Presidente López Obrador decidió poner a la venta esta nave Presidencial por considerarla innecesaria y un insulto a la población pobre de México, argumentando que:

“No puede haber Gobierno rico con pueblo pobre”

por lo que ahora el Gobierno Federal no solo tiene que pagar el monto mensual  equivalente a 34.7 millones de pesos correspondiente al financiamiento del avión, sino que debe agregar el costo por tenerlo “estacionado” y en desuso en la base aérea de Victorville al sur de California, suma que aún se desconoce con precisión, pero que se presume podría tratarse de varios millones de pesos al mes.

Sí señores, -nos han engañado todo este tiempo-, el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica siempre ha tenido un avión Presidencial superior en todo al de México, así como al de todos los demás líderes y jefes de Estado del mundo.

Carlos Dominguez 

Nexos R. Ramos y el CDN

Crónica de la pugna por Nuevo Laredo

Ciudad de México, 1 de octubre (NACIÓN 14).-  El 5 de septiembre de 2019 el comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo dio a conocer públicamente lo que ellos consideran “pruebas” sobre ocho presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por el Cuerpo de Fuerzas Especiales de la Policía Estatal de Tamaulipas; misma a la que ha catalogado como el brazo armado del Gobernador del Estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca. 

Pero lo que este comité de Derechos Humanos omite es que, desde su creación, ha sido señalado por administraciones estatales de proteger a presuntos integrantes del crimen organizado y callar cuando el cartel de los Zetas (hoy Cartel del Noreste) comete crímenes contra la ciudadanía en general.

No obstante, siempre que alguna autoridad llega a Nuevo Laredo para establecer el orden y llevar a cabo operativos que devuelvan la tranquilidad a sus ciudadanos, el presidente de este comité, Raymundo Ramos revive sus movilizaciones en contra de las fuerzas de la ley. Tal como ocurrió este pasado 5 de septiembre. 

El problema comenzó a principios de agosto del 2019, cuando el Cartel del Noreste (CDN) resolvió enviar a una de sus fuerzas especiales de sicarios a Nuevo Laredo, la denominada “Tropa del Infierno”, esto, según rumores, para repeler la posible invasión a su plaza por parte de integrantes del Cartel de Jalisco Nueva Generación. 

Con esta medida los enfrentamientos en la ciudad entre integrantes del Cartel del Noreste y el CJNG aumentaron el nivel de violencia en la ciudad e inmediatamente se comenzaron a hacer públicos videos y fotografias de balaceras, donde se muestra cómo la sociedad civil quedaba atrapada entre el fuego cruzado y vehículos con civiles armados (presuntamente sicarios). 

En respuesta, la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, por órdenes del gobernador, reforzaría la seguridad en la ciudad con más elementos adscritos a la policía estatal. Estos formaron por todas las entradas y salidas de la ciudad retenes y puntos de revisión temporales como estrategia para contener estos enfrentamientos. Decomisaron armas e identificaron a los integrantes de estos carteles en pugna por la aduana más grande de Latinoamérica. 

Una vez instalados los retenes, sujetos armados presuntamente integrantes de la tropa del infierno atacaron a un grupo pequeño de policías estatales a la altura de la carretera aeropuerto- Cd. Anáhuac, donde con armas de grueso calibre, incluso Barret .50, dejaron heridos a tres, dos mujeres y un hombre.

Más tarde, ya en la madrugada integrantes del Cartel del Noreste atacaron el hotel Cesar Palace ubicado sobre Avenida de la Reforma donde se hospedaban los policías estatales, dejando como saldo a uno gravemente herido. Este ataque fue viralizado en forma de burla por el CDN quienes sin ningún temor se adjudicaron este cobarde acontecimiento mientras presumían de su poder de fuego y equipo. 

Hasta este punto Raymundo Ramos y su Comité de Derechos Humanos jamás hizo uso de sus medios para hacer un llamado a la paz y que cesaran estos enfrentamientos, donde la población civil se veía afectada. Ni siquiera apoyaría al Gobierno del Estado que de inmediato y tras los acontecimientos solicitó, de manera pública y formal, el apoyo del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, mismo que indolentemente resolvería no apoyar al gobernador Cabeza de Vaca. Con esto ni un solo elemento de la Guardia Nacional sería designado para hacerle frente al CDN en conjunto con la policía estatal Tamaulipeca. 

En respuesta, el gobierno de Tamaulipas por órdenes del gobernador Cabeza de Vaca enviaría a finales de agosto a Nuevo Laredo 200 elementos del cuerpo de fuerzas especiales de la policía estatal, el grupo policial más letal del estado entrenado por el mismo Mossad israelí. Serían hasta ese momento los encargados de enfrentar a los integrantes de la tropa del infierno.

A menos de 24 horas del arribo de las fuerzas especiales Tamaulipecas a tierras fronterizas, un fuerte enfrentamiento entre éstas y la tropa del infierno se realizaría justo frente al Aeropuerto Internacional Quetzalcóatl, dejando un saldo de siete sicarios abatidos y el decomiso de al menos 14 armas de alto poder incluido un Barret Calibre .50, así como de cientos de cartuchos útiles, cargadores y equipo táctico. Del otro lado, ningún policía estatal fue siquiera herido. 

Como consecuencia a estos hechos el Comité de DDHH de Nuevo Laredo inmediatamente organizaría a las familias de estos jóvenes abatidos para llevar a cabo un plantón en las inmediaciones del hotel Colon Plaza donde se hospedaban los policías de fuerzas especiales. Ramos comenzaría una serie de acciones en contra de los elementos, acusándolos de asesinar a un grupo de jóvenes que sólo iban a jugar Gotcha a Cd. Anáhuac, Nuevo León.

Fue necesario que los policías rociaran gas lacrimógeno a estos supuestos familiares para que desalojaran el área, era la primera vez en meses que Raymundo Ramos realizara alguna acción en defensa de los DDHH, pero como siempre, lo haría en contra de la autoridad y a favor de presuntos integrantes del CDN. 

Dos días después a estos hechos, elementos de las fuerzas especiales tamaulipecas que se encontraban en busca de los campamentos del CDN fueron emboscados en una brecha sobre la carretera Ribereña en el tramo Nuevo Laredo-Cd. Mier, dando como resultado cinco delincuentes fuertemente armados abatidos así como el aseguramiento de armas y demás insumos militares, nuevamente Raymundo Ramos continuaría con sus protestas contra la policía en compañía de los  familiares de los delincuentes abatidos. 

Días después sobre la misma carretera pero a la altura de Cd. Miguel Alemán elementos estatales llevarían a cabo un operativo donde se detendría a cinco integrantes del CDN, dos de estos fueron identificados por la unidad de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública como un comandante y un lugarteniente de la Tropa del Infierno. Se aseguraron también varios vehículos blindados así como armas de alto poder, insumos militares, drogas y dinero. 

Raymundo Ramos utilizó a la madre de uno de estos detenidos para victimizar, y acusar al gobierno de llevar a cabo arrestos arbitrarios a civiles inocentes, ignorando que en redes sociales el joven subía evidencia de cómo asesinaba a sus víctimas.

Pero el desenlace de la mayor trama creada y defendida por Raymundo Ramos, su su comité de DDHH y familiares de estas supuestas víctimas, ocurriría el 5 de septiembre durante un operativo conjunto entre elementos de la policía Estatal tamaulipeca y el ejército, resultaron abatidos ocho individuos vestidos con botas, ropas y equipos tácticos con las siglas CDN.

De inmediato, Ramos acusaría a la policía estatal de violar los derechos humanos de las personas abatidas, usaría nuevamente a sus familiares para realizar protestas contra las fuerzas del orden, incluso desarrollaría “con sus propios medios” una investigación donde sin peritos, sin expertos en balística y sin criterios de criminalística, determinaría y haría público para el 5 de septiembre  que la policía estatal de Tamaulipas había ejecutado extrajudicialmente a estos ocho presuntos sicarios abatidos.

El tema trascendió a nivel nacional para el 11 de septiembre y después de la revelación de esta información los operativos por parte de los elementos de fuerzas especiales de Tamaulipas fueron disminuyendo hasta que cesaron. El cometido de Raymundo Ramos se cumplió como en muchas otras ocasiones, y el CDN continúa operando libremente por Nuevo Laredo.

Ramos no detuvo sus declaraciones e interpuso un sin número de demandas contra el gobierno de Tamaulipas, la Fiscalía, la Secretaría de Seguridad Pública y sus principales autoridades; mismos que se vieron obligados a crear una fiscalía especial para aclarar el caso donde también el Gobernador reaccionó de una manera muy firme para dar credibilidad a las indagatorias, invitando al FBI a colaborar para el “caso Nuevo Laredo”.

Este defensor de DDHH, tal parece, sólo defiende el derecho a la vida de los victimarios cuando estos caen pareciendo ser víctimas, pero jamás interviene a favor de los ciudadanos cuando perecen víctimas de estos sicarios.

La historia juzgará a quienes juegan con lo más sagrado que posee el ser humano: el derecho a la vida y la justicia. 


Desaparición de poderes en Tamaulipas y Guanajuato…

¿Y Veracruz, CDMX, Estado de México pa´cuándo?

Ciudad de México, 24 de septiembre (NACIÓN 14).- Incongruente, absurda y cobarde resulta ser esta maniobra orquestada por los senadores de Morena quienes presentaron una petición para reconocer y aprobar la desaparición de Poderes en los estados de Guanajuato y Tamaulipas.

Esto por considerar -según ellos- que en estas dos entidades no existen las condiciones que garanticen la gobernabilidad y estabilidad política debido a los repuntes en los niveles delictivos que argumentan han sufrido estas dos entidades, situación que contrasta con las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En dado caso, deberíamos de estar hablando de una desaparición de poderes a nivel federal o mínimo en la capital de la República y el estado de Veracruz, no solo en algunas entidades donde se rumora pueda surgir una oposición fuerte para las elecciones intermedias de 2021 y las federales de 2024.

Aquí los datos que los senadores ignoran:

Comencemos con el número de homicidios, donde ni en Irak o Afganistán que son consideradas zonas de guerra en activo se han asesinado a más de 27 mil personas en el periodo enero-agosto 2019.

En México se comete 1 homicidio doloso cada 15 minutos, siendo Yucatán el estado más seguro, seguido por Campeche, Baja California Sur, Aguascalientes y Tlaxcala.

Pero no todo es eso, a nivel federal aumentaron de manera alarmante los feminicidios en un 28% respecto al periodo agosto 2018 – agosto 2019 con 738 carpetas abiertas por este tipo de delitos, siendo el estado de Veracruz gobernado por Morena el de mayor número de estos, junto con el Estado de México acaparan más de 200. En el estado gobernado por Cuitláhuac García por ejemplo, aumentó en un 70% los casos de mujeres asesinadas respecto a este periodo.

De igual manera en lesiones dolosas ha habido un penoso aumento del 12% con respecto al mismo periodo que da como resultado más de 125 mil carpetas abiertas por este tipo de delitos, siendo el Estado de México gobernado por el PRI, el que acapara el mayor número de casos, con 28 mil, aumentando en 21% respecto enero-agosto del año pasado.

En la Ciudad de México donde al igual que Veracruz también gobierna Morena las cifras por violencia han mostrado un serio repunte respecto al año pasado, saltando los delitos por lesiones dolosas en un 6%, -en corrupción de menores no ha habido aumento-, el secuestro mostró un alza para la capital mexicana, siendo Veracruz -de Morena-, con 242 casos el que más repuntó en este tipo de delitos, seguido por el Estado de México.

La Ciudad de México paso de 26 a 85 casos este año, es decir el aumento ha sido claro con un 150%; en homicidios la Ciudad de México repunto y se encuentra solo debajo de Veracruz, pasando de 880 casos en 2018 a 1129 para este periodo con un aumento de 28%.

Y si hablamos de Tamaulipas donde pretenden desparecer poderes las cifras contrastan con los estados gobernados por Morena y lo dicen datos del Sistema  Nacional de Seguridad Pública para el periodo 08-2018,08-2019, donde según cifras de inseguridad los de homicidios dolosos han pasado de 785 a 587 lo que muestra un decremento del 26%.

En feminicidios se muestra que Tamaulipas se encuentra entre las 10 últimas entidades con el número más bajo de estos delitos, en extorsión con 85 casos se encuentra en el lugar 20, en trata de personas igual, en lesiones dolosas se registra un decremento de 6% respecto a 2018 mostrando una constante mejoría.

Cebe resaltar que en los primeros 8 meses de la 4T se han cometido 17 mil homicidios más que en el mismo periodo de la administración del presidente Enrique Peña Nieto. Cifra que los senadores de Morena no contemplaron para su absurda e incongruente petición de desaparición de Poderes.

Con 23,724 muertes violentas registradas de enero a agosto de 2019 estaríamos hablando en términos generales de que en México se cometen en promedio 100 homicidios diarios, 3 mil al mes, lo que se resume en 1 homicidio doloso cada 15 minutos… es decir, se comete un delito cada segundo, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Con estos datos, podríamos resumir que la 4T le ha fallado al pueblo de México, pero insisten en desviar la atención actuando contra autoridades estatales que sí parecen estar haciendo su trabajo en materia de seguridad pero que pertenecen a otro partido (PAN). Sin embargo exoneran y premian a autoridades que no están dando resultados como es el caso de Veracruz y la Ciudad de México que repito, son gobernados por Morena.

Un operador de “la maña” vinculado a proceso, un narco-político en desgracia y un cartel desesperado…

Ciudad de México, 10 Sep. (Nación14).- El 13 de enero del 2018 se cometió en Nuevo Laredo, Tamaulipas, uno de los crímenes más cobardes y despiadados en contra de la libertad de expresión de los que tenga registro la ciudad fronteriza desde el 2004 cuando fue asesinado, también de una veintena de puñaladas, el periodista Roberto Mora García.

Un veterano periodista de nombre Carlos Domínguez Rodríguez, mi padre, con más de 47 años de experiencia como comunicador, fue asesinado frente a dos de sus pequeños y adorados nietos, de 4 años y 8 meses, y de su madre. El crimen fue cobarde, con premeditación, alevosía y ventaja; se presume fue llevado hasta el punto donde los ejecutores de su sentencia de muerte lo estarían esperando para materializar la consigna que se había girado en su contra.

Eran aproximadamente las 2:30 pm de esa fría tarde en la extremosa ciudad de Nuevo Laredo, el cielo estaba parcialmente despejado, se pronosticaba que en las próximas 24 horas un frente frio entrara proveniente de Estados Unidos, algo muy típico del invierno fronterizo, y dentro de su viejo pero fiel vehículo Ford-Focus modelo 2001, gris y sin placas yacía el veterano comunicador, muriendo a consecuencia de las 24 puñaladas que instantes antes unos cobardes le habrían asestado para acabar con su vida. La muerte de mi viejo debió ser dolorosa, caótica, desesperada… triste, por encontrar la muerte en el momento menos esperado, cuando solo iba de paseo con sus nietos al museo de la ciudad como era su costumbre sabatina, pero así actúan los cobardes, y lo que le habían hecho era un acto de seres no menos que eso.

Lo que siguió a su cobarde asesinato puede entenderse como una verdadera  odisea, misma que representa una lucha constante contra la impunidad, la indiferencia de nuestras autoridades y la indolencia de los victimarios en el afán de convencer al pueblo –público y juez- de que su acto estuvo fundamentado, porque después de su cobardía, orquestaron una muy típica estrategia de criminalización en contra de mi viejo, quien ya no vivía para defenderse de las cobardes difamaciones hacia su memoria.

“Lo mataron por chayotero”, “era un extorsionador”, “era un violador”, “de seguro se metió con la mujer de alguien de la maña”, esas y muchas más estupideces circulaban en redes y hasta en medios impresos en contra de Don Carlos Domínguez, mi viejo; a diario durante semanas tuve que ver, leer y escuchar como estos cobardes justificaban con injurias haber cometido homicidio.

Estigmatizar la memoria de alguien cobardemente asesinado habría sido el siguiente golpe de quienes ordenaron su muerte, lo comprendí rápidamente y sin dudarlo mucho, tras una serie de movimientos erráticos y malamente haciéndome valer de mi poca o casi nula experiencia en luchar contra cobardes presuntamente ligados al crimen organizado, comencé a dar la batalla. No fue muy difícil darme cuenta de que mis acciones eran algo que no habían esperado, -ni se lo imaginaban- jamás calcularon lo que quien ahora escribe les haría pagar por lastimar hasta la muerte a quien me diera la vida y me enseñara no tener miedo de este tipo de cobardes sin pantalones.

Una vez comenzadas las acciones, no paso mucho para que el mundo se les viniera encima, teniendo que replegarse, su confianza en que “nada pasaría” –como suele suceder- fue uno de sus muchos errores. Tras una visita a Washington D.C. del 19 al 21 de marzo las órdenes de aprehensión llegaron, era 24 de marzo y la policía federal y la Fiscalía Especial para Periodistas (FEADLE) de la entonces PGR, hoy FGR, ejecutaría las dos primeras en la ciudad de Guadalupe, Zacatecas, el 25 del mismo mes se ejecutarían tres más en Nuevo Laredo por parte de agentes de la Fiscalía de Tamaulipas y la última el 26 en esta misma ciudad, la cual sería la más importante detención por tratarse del tío de Carlos Enrique Cantú Villarreal “Canturosas”, ex alcalde de Nuevo Laredo, mismo que puso tierra de por medio al enterarse de que agentes de la fiscalía estatal habían sacado de la sala de su casa a su famoso tío, y digo “famoso” entre los mañosos, ya que en Laredo se rumoraba a que se dedicaba este personaje conocido como “el hombre del sombrero”, ya que todos sabían que cuando este aparecía en sus negocios u oficinas se debía tener lista la cuota que, por orden de su sobrino y un grupo delincuencial, habría acordado pero ese es tema diferente.

Una vez presos estos seis sujetos, presuntos autores del homicidio fueron vinculados a proceso  mientras que el pueblo veía atónito lo que estaba sucediendo: uno de los Cantú estaba preso y bajo proceso por homicidio. Quien se creía intocable, “El Rorro” tío de Canturosas estaba pisando la cárcel, mientras el segundo se escondía en la vecina ciudad de Laredo, TX apresurando el paso para hacer pública su candidatura a la presidencia municipal, ahora en el partido de AMLO: Morena.

El mayor desenlace de esta trama llego el día 5 de abril; Andrés Manuel López Obrador visitaría Nuevo Laredo ya como candidato oficial de Morena a la presidencia de la república. El acto más que protocolario fue de rescate político, Andrés Manuel seriamente mal informado por lo que sucedía, apoyó incondicionalmente a Canturosas, incluso puso argumentos a su ausencia y lo llamó un acto desesperado de autoexilio por la persecución política que estaba siendo orquestada en su contra por “la mafia del poder”. Increíblemente el dios peje-lagarto había incurrido en un grave error al confiar en quien le informó de esto, y su partido lo pagaría muy caro en los próximos días.

El último y definitivo golpe fue planeado para el 10 de abril a consecuencia de las declaraciones públicas de AMLO en apoyo a este cobarde. Con mano firme y fuertemente convencido de que debía detener a Canturosas para que no obtuviera el poder político que necesitaba para comprar su impunidad, hice pública la verdadera razón por la que habían asesinado a mi padre: las malditas empresas fantasmas de Canturosas, la investigación que mi padre llevaba 18 meses realizando; 128 empresas registradas en Monterrey, Nuevo León en las que se habían desviado cerca de mil millones de pesos en pagos a compras y servicios que jamás se recibieron, todas estas operaciones hechas por la administración municipal 2013-2016 presidida por Carlos Canturosas.

El partido que respaldaba a este político -Morena- se cimbró cuando la información corrió por todos los rincones de México, sobre todo de Tamaulipas, y la reacción no se hizo esperar; unas horas más tarde, ya para la caída del sol, el partido reaccionó: oficialmente Canturosas ya no era más su candidato, la presión pública y política fue insoportable, su probable participación en el homicidio de un veterano periodista era evidente, aún más con su tío ya vinculado a proceso, además de tres allegados a él.

La desgracia cayó sobre este joven y popular político ambicioso sin escrúpulos para hacerle pagar fuertemente por sus decisiones de jugar a ser Dios y ordenar una muerte espantosa para un hombre de 69 años. Lo que representaba las esperanzas de una clase narco-política enferma de dinero público y poder político, veían morir públicamente a su hombre fuerte e “intocable” con la destitución de las filas Morenistas como candidato a Presidente Municipal de la aduana más grande de Latinoamérica, los anhelos de impunidad, riquezas y triunfos políticos se desvanecían cuando se vio obligado a poner aún más tierra de por medio a consecuencia del miedo a una probable orden de aprehensión en su contra, abandonando a su suerte al cartel local que lo respaldaba para llegar hasta el Ejecutivo estatal.

En estos momentos el juicio a los imputados se está llevando cabo en una sala de audiencias para juicios orales en Nuevo Laredo; la lucha aún no termina y como es de esperarse a pesar de las evidencias en su contra todos apelan a su inocencia, mientras Canturosas financia la defensa desde un sitio donde nadie lo puede alcanzar, incluyendo los tentáculos de la justicia, misma que cada vez su rumora está más cerca de hacerse efectiva a favor de mi padre, quien aún muerto por su deseo vil, no deja de hacerle pagar las consecuencias por sus cobardes y despiadados actos que aún siguen cometiendo contra nuestra familia, pero este ya es otro tema…