Agentes de Tulum fracturaron de la columna a mujer detenida, provocándole la muerte

*Ejerce FGE acción penal a los servidores públicos municipales

*Destituyen al comandante a cargo de la policía municipal

México, 29 de marzo de 2021 (NACIÓN 14).- La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informó que los resultados de la necropsia a la mujer que fue brutalmente sometida por agentes de la Policía del municipio de Tulum, arrojaron que la causa de su muerte fue una fractura en la parte superior de la columna vertebral a consecuencia de las maniobras que se le aplicaron al momento de su detención.

A través de un comunicado, la fiscalía estatal encabezada por el fiscal Oscar Montes de Oca Rosales, compartió una actualización sobre la investigación de los hechos ocurridos en el municipio de Tulum, la tarde del pasado sábado, donde un mujer originaria de El Salvador perdió la vida luego de haber sido víctima de violencia policial por parte de agentes municipales.

La fiscalía detalló que peritos del Servicio Médico Forense de la Fiscalía, después de cumplir con el protocolo médico legal y la práctica de la necropsia, concluyeron que “se identificó una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra, lo que provocó la pérdida de la vida de la víctima”.

La Fiscalía dijo que las lesiones referidas, de acuerdo a los dictámenes en materia de criminalística, medicina forense y al material videográfico, que forman parte de la carpeta de investigación, “son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer”.

De acuerdo con la información, la técnica policial de control que los agentes aplicaron a la mujer, que se supo estaba en México en calidad de refugiada, se realizó de manera desproporcionada, lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello.

“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado, se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima”, se lee en el informe.

Por estos hechos, la fiscalía informó que ya se ejerció la acción penal en contra de los cuatro policías municipales -una mujer y tres hombres- que detuvieron y agredieron a la mujer y que fueron captados en video por ciudadanos.

La fiscalía dijo que a los agentes se les acusa por su probable participación en el feminicidio de la mujer que, aunque diversos medios reportan que su nombre era Victoria Salazar, la institución dijo que “hasta el momento la víctima no ha sido identificada oficialmente”.

Finalmente, la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo garantizó que no habrá impunidad para quienes participaron en el fallecimiento de la víctima y añadieron que se actuará con toda la fuerza de la ley para llevar ante tribunales a quienes sean imputados por estos hechos y que lastiman a las instituciones y a la sociedad.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Quintana Roo, Lucio Hernández Gutiérrez reconoció en conferencia de prensa que los agentes violaron “todos los protocolos de actuación” provocando la muerte de una mujer.

Calificó como vergonzosas las imágenes que circulan en redes y dijo que no representan al Ayuntamiento de Tulum ni al Gobierno del Estado.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública en Quintana Roo dijo que en cuanto se tuvo conocimiento de los hechos, los elementos fueron separados del cargo y puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo.

Asimismo, informó que se destituyó al jefe de la Policía de Tulum, Nesguer Vicencio Méndez y anunció la designación de Carlos Lázaro Caraveo Vázquez como encargado del Mando Único Policiaco en Tulum. 

En el video que circula en redes, se observa que una mujer policía le clava su rodilla en la espalda a la víctima mientras la tiene sometida boca abajo en el pavimento hasta que ésta deja de respirar.

La mujer policía se encontraba en ese momento acompañada de tres agentes del sexo masculino que no impidieron la brutalidad y por el contrario, ayudaron a su colega a subir el cuerpo inerte de la víctima en la parte trasera de una camioneta de la misma corporación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *